Modelo Multidimensional en TDA-TDAH

Los problemas vinculados al Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA-TDAH) son la primera causa de consulta a los servicios de neuropediatria. Además de esta alta prevalencia, el TDA-TDAH genera limitaciones o consecuencias en la edad adulta en un elevado porcentaje de sus afectados. En SOMRIURE consideramos que es vital entender que ocurre en un niño que tiene este tipo de problemas, por lo que debemos desarrollar modelos coherentes que garanticen intervenciones eficaces.

El Modelo Tetrárquico surge como respuesta a las necesidades de organizar las manifestaciones del TDA-TDAH, independientemente de que formen parte del trastorno o si solo hablamos de problemas atencionales o de control de impulsos. El modelo se basa en la existencia de cuatro niveles jerárquicos de organización de la sintomatología TDA-TDAH. Su naturaleza jerárquica refiere que problemas en la base generan problemas al ir ascenciendo por el modelo, pero no al revés.

Nivel Biomédico: Hace referencia a problemas en la bioquímica cerebral que se regula a través de acciones medicamentosas, por lo que es responsabilidad de los servicios sanitarios correspondientes con los que estamos permanentemente conectados.

Nivel Fisiológico: Depende directamente del nivel biomédico previo y hace referencia al grado de activación o arousal. Un exceso de activación o arousal se manifiesta como conductas impulsivas e hiperactivas mientras que un déficit se manifiesta como letargia e inatención. Ante la sintomatología propia del nivel fisiológico, en SOMRIURE contamos con la terapia asistida por neurofeedback.

Nivel de Automatismos: El control del foco es el aspecto atencional implicado del nivel de los automatismos cerebrales y depende del grado de activación o nivel fisiológico. El control automático del foco atencional hace referencia a la capacidad del cerebro para “ignorar” lo trivial y “centrarse” en lo importante. Dado que el cerebro recibe mucha mas información de la que necesita, para evitar colapsarse de aquella que no le es relevante debe ignorarla. Si bien estos automatismos son involuntarios son susceptibles beneficiarse de su entrenamiento, por lo que se puede intervenir sobre ellos. Ante sintomatología propia del nivel de los automatismos, en SOMRIURE realizamos entrenamientos pedagógico-motores con vistas a automatizar destrezas centradas en “ignorar lo irrelevante” o “focalizar en lo relevante”.

Nivel voluntario: El componente voluntario de la atención es aquel susceptible de modificarse a través de las consecuencias y determina los rendimientos ejecutivos, es decir, la capacidad de “para, mira, piensa, actúa y revisa”. Depende de que el nivel automático esté funcionando de forma correcta, es decir, ignorando lo trivial. Ante sintomatología propia del nivel voluntario, en SOMRIURE realizamos programas de entrenamiento en estrategias de planificación y potenciación ejecutiva.

El Modelo Tetrárquico nos permite organizar las intervenciones realizando acciones terapéuticas concretas para manifestaciones del TDA-TDAH en función del nivel de profundidad u origen de los síntomas. Esta concepción de los problemas atencionales o del control de impulsos nos permite obtener unos resultados destacables incluso en los casos más complicados.

2